Sanidad

Atención domiciliaria a enfermos crónicos, paliativos y con necesidades especiales
Su adecuado desarrollo no sólo implica la creación de puestos de trabajo, también supone a medio plazo una importante reducción del gasto sanitario.
En Madrid, el “Programa de Atención Domiciliaria con Equipo de Soporte” (ESAD) destinado a la atención de pacientes crónicos o con problemas de movilidad, es un servicio muy por debajo de las necesidades de la población. Se estima que tiene una ratio de atención aproximada de 1 por cada 400.000 habitantes mientras que por ejemplo Gran Bretaña, sólo para la atención a paliativos plantea una tasa de 1 por cada 81.000 habitantes.
Se estima que las dolencias crónicas suponen un 75% del gasto sanitario.
El progresivo incremento en la esperanza de vida conlleva que aumente el número de dolencias crónicas, características de edades más avanzadas, y que con frecuencia se presentan de forma compleja, haciendo de estos pacientes casos costosos de tratar para el sistema de salud.
Los pacientes que se encuentran en la última fase de la vida necesitan de cuidados paliativos, que han de procurarse desde la perspectiva única de la calidad de vida de cada persona.
Un servicio de atención domiciliaria correctamente dotado y con una ratio de atención acorde con las necesidades reales de la población, conllevaría un importante ahorro en los siguientes términos.

  • Abocar a los enfermos crónicos a acudir al hospital, implica que lo hagan en situación más crítica, a menudo de urgencias, con los consiguientes perjuicios para el paciente y el sistema:
  • Un ingreso hospitalario es caro
  • Muchos cuidados paliativos podrían darse en el domicilio del paciente, sin ocupar una cama hospitalaria y en mucho mejores condiciones
  • No se hace un correcto seguimiento de su enfermedad
  • La calidad de vida del paciente es mucho peor
  • Y sobre todo, la atención hospitalaria tiende a hacerse en situación crítica, ingresando el paciente habitualmente por urgencias, lo que implica un agravamiento de su enfermedad y un tratamiento mucho más costos para el sistema.

 
Por todo ello proponemos potenciar los sistemas de atención domiciliaria desde la perspectiva no solo de generar empleo, si no también de mejorar la calidad de vida y atención de la población madrileña

Este resumen ha sido elaborado por el Grupo de Trabajo de Sanidad

Puedes consultar el documento completo sobre Sanidad haciendo click aquí